Cuál es la importancia de desarrollar un Programa de Compliance?

El sentido común dice como primera reacción: eludir la responsabilidad penal y evitar las sanciones establecidas en la Ley 20.393 o incluso, para no quedar fuera de un proceso de licitación. El problema de esta reacción es que damos por hecho que algo se va a hacer mal, o no obtendremos las metas de venta que nos hemos fijado (quedamos fuera de la posibilidad de vender nuestros productos o servicios).

El objetivo de un Programa de Compliance, según la World Compliance Association, debe ser detectar aquellas actividades de la entidad que conllevan un riesgo, desde un sentido más amplio y no únicamente penal y establecer las medidas necesarias para evitarlo. Sólo si las entidades demuestran haber actuado con la diligencia debida en cuanto a la vigilancia y el control de aquellas actividades susceptibles de comisión de alguno de los delitos penales tipificados, estarán mostrando al menos un correcto desempeño en cuanto a cumplimiento legal, lo que viene a ser tener integrada en la organización una auténtica cultura de cumplimiento.

Los Programas de Compliance que enfatizan la conducta responsable y permiten crear oportunidades para que los trabajadores practiquen y demuestren la ética, tienen mayor probabilidad de tener un impacto positivo y a largo plazo que los programas basados sólo en la vigilancia y el control. Los modelos de organización y gestión no tienen por objeto evitar la sanción penal de la empresa, sino promover una cultura de cumplimiento. Por ello, un sistema de prevención debe ir más allá de los riesgos penales e incluir todos los riesgos que puedan comprometer los objetivos estratégicos de una organización. Es un enfoque completo y más amplio que aquel que sólo contempla la prevención de delitos, el cual deberá distinguir entre falta de procedimientos o normativa propia; incumplimiento del código ético o de conducta; o vulneración de la ley penal o no. No menos importante es considerar un Programa de Compliance como una herramienta poderosa en cuanto a hacer más eficiente nuestro sistema de gestión, que permita generar o mejorar una adecuada cultura organizativa sensible a la prevención y detección penal y opuesta a las malas praxis que toleran o amparan conductas ilícitas en el seno de las personas jurídicas.

Una organización sensibilizada con tales propósitos deberá disponer de un sistema de gestión que le permita alcanzar sus objetivos y su compromiso de integridad. La política, los objetivos, los procesos y los procedimientos conforman el núcleo de un sistema de gestión para la prevención, detección y gestión de riesgos penales proyectado en el ámbito de la organización, evitando así posibles daños económicos, reputacionales o de otra índole”. Por tanto, existen una serie de ventajas de las que las empresas a las que van dirigidas sus acciones, se pueden beneficiar. Son ventajas indirectas resultado de la implantación de un buen Programa de Compliance. Una de las más evidentes es la mitigación de la responsabilidad penal, pero no menos importante es la defensa de los intereses de los grupos de interés significativos de las organizaciones y, especialmente, la de sus personas beneficiarias directas y donantes, puesto que el desarrollo de la actividad de la organización en los términos de seguridad, excelencia y transparencia que supone la implantación de un Programa de Compliance, repercutirá, indudablemente, en dichos grupos de interés.

La reputación y la imagen de la empresa se beneficiará directamente del desarrollo de estos programas, pues denota un esfuerzo por cumplir con los requisitos propios y externos, legales o normativos, y con los compromisos adoptados con sus grupos de interés y con la sociedad en general, lo que en última instancia ayuda a consolidar la confianza depositada por terceros en la organización. Y, para terminar si hablamos de operatividad, el desarrollo de una planificación en la que se integre el análisis de los riesgos, así como un correcto control de los mismos, permitirá identificar aquellas malas praxis que puedan llegar a cometerse por las personas vinculadas a las organizaciones, independientemente de su puesto o responsabilidad, contribuyendo a la mitigación de la probabilidad de ocurrencia de actos ilícitos.

Conocer los beneficios que reporta tener un Programa de Compliance será fundamental para integrarlo en la gestión de las entidades.

Suscribe a nuestras noticias

Comparte esta noticia con tus amigos

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on email

Más noticias de tu interés

Pregúntanos sobre Compliance

Tener muchas preguntas y dudas es normal, por eso estamos a disposición para aclararlas – tranquilo, es gratis –
llámanos o envíanos un WhatsApp a los siguientes números:

O si prefieres envíanos un mensaje: