Educar con el Ejemplo: por qué fallan los Programas de Compliance?

En marzo de 2018 la Harvard Business School Review publicó el artículo “Por qué fallan los programas de Compliance y cómo arreglarlo”, en el cual algunos autores señalan que desde hace más de 40 años las empresas en Estados Unidos gastan mucho dinero en sus programas de Compliance pero todavía continúan las fallas o debilidades éticas en los negocios.

Para ello, una Abogada del Departamento de Justicia de los Estados Unidos elaboró algunas preguntas para evaluar un Programa de Compliance:

  1. ¿Qué capacitación han recibido los trabajadores que desempeñan funciones relevantes de control?
  2. ¿La empresa ofreció capacitación a la medida para trabajadores de alto riesgo?
  3. ¿Se ha ofrecido en un lenguaje y forma apropiados para la audiencia a la que se dirige?
  4. ¿La empresa ha medido la efectividad de la formación?

Diseñar e implementar un Programa de Compliance es fundamental para mitigar los riesgos, incluidos los riesgos reputacionales, pero este programa de Compliance no tiene ningún efecto si los Directores y la Administración no lo conocen. Peor aun es que no conozcan sus efectos. 

Si se requiere que el Directorio y la Administración internalicen los valores y principios y tengan herramientas necesarias para tomar buenas decisiones, adquiere enorme importancia contar con un Plan de Formación y sensibilización en Compliance a la medida de cada empresa.

Entonces las dudas a responder son: cómo convencer a los trabajadores del valor que tiene un Programa de Compliance? ¿Cuál es el elemento diferenciador para que la formación tenga mayor efecto? La respuesta es clara: la formación tiene que ser inductiva y participativa. Práctica y dinámica. Divertida. Educando desde el ejemplo. Como también, desde casos reales y cotidianos. 

Pero, cuál es el mejor método para lograrlo?, seguramente el que nos lleve a tener una “compliance experience”… y eso significa el desarrollo de una estrategia de formación y sensibilización en los Valores y Políticas internas de la empresa, a la medida.

Se deben considerar entre otros factores: el sector de actividad, la cantidad de trabajadores, ubicación geográfica de los mismos, grupos de interés, el acceso o no a dispositivos informáticos. Pero hay más aspectos a tener en cuenta: la formación debe enfocarse en la política de compliance global de la organización o en riesgos y políticas concretas, por ejemplo: cohecho, administración desleal, lavado de activos, conflictos de interés y anticorrupción, entre otros. 

El Compliance que no se mide, no existe.

Si la esencia del Programa de Compliance reside en transmitir los Valores y la Cultura de buen cumplimiento a los trabajadores, lo que permite cerrar el ciclo y demostrar que los esfuerzos de la organización están rindiendo frutos, es poder medir la evolución del Programa en el tiempo.

¿Qué debe medirse?

Cada Programa de Compliance es diferente, por lo cual la respuesta dependerá de la organización, de su tamaño, de sus riesgos y por sobre todo, de sus OBJETIVOS.

¿Cuándo debe medirse?

Cada vez que se mide un aspecto del Programa de Compliance de la organización, se está haciendo una fotografía del momento. Con el paso del tiempo, la realidad puede ir cambiando y al igual que con las fotos, se harán cada vez más evidente las diferencias entre la situación actual y la anterior. Si por ejemplo transcurre un año desde nuestra última formación en prevención de delitos, es muy posible que en ese período haya habido cambios legislativos, cambios de personal, o se detecten nuevas prácticas que no se consideraron en la formación previa. Las métricas registran que se realizó una formación y puede que hasta haya registro del grado en que fue asimilada por el equipo, pero ¿está vigente todavía?

¿Quién debe hacer la medición?

La medición requiere imparcialidad, y por ello las grandes multinacionales confían en sus áreas de Auditoría Interna para evaluar la calidad de sus controles, o contratan a servicios externos teniendo en cuenta el alto grado de especialidad que requiere la materia de Compliance. Otras empresas medianas y más pequeñas optan directamente por esta alternativa.

Cuando el trabajo de medición lo realiza una consultora independiente, gana credibilidad todo el Programa. 

Suscribe a nuestras noticias

Comparte esta noticia con tus amigos

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on email

Más noticias de tu interés

Pregúntanos sobre Compliance

Tener muchas preguntas y dudas es normal, por eso estamos a disposición para aclararlas – tranquilo, es gratis –
llámanos o envíanos un WhatsApp a los siguientes números:

O si prefieres envíanos un mensaje: